Noche de Gloria II: Los títulos se quedarón en tierras malagueñas

El pasado sábado, vivimos en el Puerto Deportivo de Benalmádena una emocionante noche del mejor deporte de contacto, Noche de Gloria, que llegaba a su segunda edición con cuatro títulos en juego y ante una aceptable entrada, no defraudó.
En una apacible noche de verano y en un escenario junto al mar, inigualable, dio comienzo la parte dedicada a los más pequeños y donde pudimos ver mucha clase y valentía en los duelos que protagonizaron Ángel frente a África “Huracán Barbie” ambos por el Club Lekonen; Noelia “Mini Pitbull” Pulido (Spartans Gym) y Rocío López (Club Lekonen) dos guerreras que darán mucho que hablar en el futuro; Entrañables y con mucha calidad fue el duelo entre Romeo (Spartans Gym) y Jorge (Club Lekonen) al igual que el pequeño Samuel (Club Lekonen) que puso la nota afable al hacer una gran pelea ante su compañero y rival para esta ocasión, Ángel (Club Lekonen).
Hasta aquí las exhibiciones, pasabamos al grueso de la velada, los combates estaban al rojo vivo y frente a frente Nacho (Club Lekonen) y Benjamín (Spartans Gym) que protagonizaron un sensacional duelo free style en el que el pupilo de Luis S. Díaz, Nacho, sacó su mejor repertorio de fintas y golpes para no dejar opción a un voluntarioso Benjamín. El de Lekonen no rehuía de la lucha y pasaba manos sobre la guardia del rival lanzando peligrosas boleas. En una de esas, Nacho adelantándose a su rival que buscaba entrar con un recto, coloca una certera bolea que pone a Benjamín en el piso y el árbitro le aplica una cuenta. Al final del combate victoria a los puntos para Nacho.
Momento para una de las peleas más esperadas, encima del ring dos colosos que buscaban demostrar quien es el mejor en esta revancha. Por un lado, Alejandro Mostazo (Benaltor Top Team/Servando) y en el contrario el púgil afincado en Almería Francis Méndez “Souwer” (Spirit Budha). Comienzo furtivo por parte de ambos que se entregaron al máximo en la jaula, Mostazo intentando imponer su tremenda pegada de puños pero Méndez no se queda atrás y responde, se notaba que había cuentas pendientes. Los intercambios subían en intensidad y el duelo se tornaba vibrante por momentos.
El segundo asalto ambos salen con las espadas en alto, buscando combatir en la distancia corta, y meter manos con las que mermar a su rival.
Ya en el tercer round, el desgaste es brutal y el público en pie para reconocer la entrega de ambos guerreros que seguían intercambiando metralla. Finalmente ambos acabaron en pie, aguardando la decisión de las cartulinas, que no nos sacaron de duda otorgando un nulo que no contenta a ninguna de las partes, pero que puede dar lugar a una gran rivalidad deportiva para que se vuelvan a enfrentar en una nueva batalla.
Séptimo duelo de la noche, “Currito” (Club Lekonen) se medía a Jorge (Gimnasio Pitu)  en Kick Boxing 2×2 -72 kgs. El combate estuvo muy equilibrado, con un Jorge que buscaba sacar su mejor boxeo antes un Currito que puntuaba con combinaciones largas de low kick y dos puños que abrieron una ligera brecha en las cartulinas para llevarse la victoria a los puntos.
Pasamos al duelo de MMA en el que Mario “El Patrón” (Benaltor Top Team) se veía las caras con Imad Bouamri (Narbona Gym). Buena pelea la que protagonizaron ambos luchadores, Imad no se dejaba amedrentar por un Mario que gozaba con más experiencia. El de Narbona Gym intercambiaba arriba con Mario y sacaba las mejores manos, pero eso no iba a durar eternamente ya que Mario se fue a buscar a su rival y llevarlo al suelo. Ahora ambos forecejean y acaban en el piso hasta que el árbitro decreta que se levanten y sigan ya que ninguno sacó una ventaja clara. Tras la reanudación un breve tanteo y nuevo intercambio; pero Mario una vez que consigue llevar a Imad al suelo consigue sacar ventaja estando encima de Imad aprovecha para conectar manos desde un ground and pound hasta que el árbitro para el duelo y da vencedor a Mario por Ko, en una decisión algo extraña ya que no da apenas tiempo a que Imad trate de reaccionar.
Noveno combate que acaba con una sensacional victoria para el pupilo de Pitu, Pablo Doña (Gimnasio Pitu) que tras dos semsacionales asalto de K1 ante un Patric Vouri (Narbona Gym) que no se sontió cómodo en el ring en ningún momento.
Ahora Lucas “La Furia” Fernandes (K9) se enfrentaba a Gabriel Nuñez (LM13) en la modalidad de Kick Boxing 3×2. El combate da comienzo con Lucas decidido a atacar y llevar el peso de las acciones, combinando con pierna y puño, mientras que su adversario responde con algunas combinaciones de puños que saca con cuentagotas.
En el segundo asalto seguimos con la misma dinámica y eso da a Lucas una ventaja en las puntuaciones, pero no conformándose con esto, sube el ritmo y ya cada vez Gabriel estaba más agotado. Finalmete buena victoria a los puntos para el pupilo de Manuel Postigo.
Atractivo duelo entre Maikel Manzanares (Gym Titanes) y Mika Vouri (Narbona Gym), una batalla en el que Vouri demostró estar cada vez más enchufado y un rival que dejó buena impronta atacando de manera técnica y ordenada. Maikel combinaba con soltura y parecía no pesarle el hecho de tener menor experiencia, mientras que Mika aguantaba el tipo y contragolpeaba. En el último asalto Maikel estaba algo mermado pagando el esfuerzo realizado durante toda la pelea, pero aún así lanzaba buenas ráfagas de golpes. Tras sonar la campana indicando el final, los jueces dan vencedor a Mika, victoria que ha suscitado algo de controversia, pronto tendremos el video y podrán juzgar por sí mismos.
Ahora, recién llegado de pelear en tierras marroquíes y salir victorioso, Nicolás Gaffie (Marbella Fight School) se subió nuevamente a un ensogado para disputar un combate de K1 3×2 ante Amhed Ghanbaz “Rubio” (Spartans Gym). El luchador que entrena Ruben Lee y Fran Palenzuela, supo imponer sus armas y llevarse una trabajada victoria en una pelea dura y disputada entre dos grandes luchadores.
Turno para las féminas, la campeona mundial Kombat League María García (Club Menjibar) tenía un duro duelo ante la manchega Sheila García (Gym Titanes). Duelo equilibrado entre dos luchadores de mucho nivel, pero a medida que avanzaba el duelo éste era cada vez más trabado, pese a que cuando ambas atacaban ponian mucha garra y Sheila buscaba marcar combinaciones de puños. Al final los jueces no supieron ver un claro vencedor y otorgan el combate como nulo.
Llega la parte final del evento con los cuatro títulos nacionales en juego para poner el broche de oro a una sensacional  velada en la que es de justicia dar la enhorabuena a la organización por su buen hacer.
Primer duelo titular, entre David “The Hunter”(Narbona Gym) y Pedro Carrasco (FBK Miguel Power). En un primer asalto electrizante David va con todo a por su rival, para ello se vale de combinaciones fuertes y rápidas. Una certera contra acabada con rodilla por parte de David “The Hunter” impacta en el pómulo de Pedro y le abre una fea hemorrágia. Acaba el primer round y las asistencias médicas hacen su trabajo y no dejan seguir a Pedro. De esta forma David “The Hunter” se alza con el título nacional ISKA de K1 -67 kgs.
Ahora nos vamos con el segundo título nacional ISKA en juego, en la modalidad de Kick Boxing -71 kgs. Entre bengálas es recibido “Kike” Castillo (Team Ramón González) para enfrentarse a Mario Fernández (Club Lekonen). Kike sale bien plantado en el ring, haciendo un gran trabajo durante los dos primeros round en los que incomodó a Mario, que no encontraba la fórmulo para parar al de Ramón González, que combinaba y se marchaba.
Pero a partir del tercer round ya Mario comienza a acortar las distancias y Kike se para a intercambiar golpes en una distancia que no le favorece. Ahí es donde el de Lekonen comienza a boxear y colocar manos muy buenas sobre un rival que intenta cortar el ataque con su low kick y buscando mayor movilidad. Ya parece que Mario manda en el duelo, pero no se puede confiar, ya que un error puede pagarlo caro. Mario sigue con la misma receta y va de menos a más puntuando con el puño. Acaba el duelo y los jueces dan vencedor a Mario Fernández y se enfunda en el cinturón de campeón nacional ISKA en Kick Boxing.
Penúltimo combate de la noche, Bruno “El Niño” Barreto (Club Lekonen) tras 5 asaltos en los que el malagueño lució a gran nivel, se deshizo a los puntos de un Oscar Toro (Boxing Ko) que se tuvo que rendir ante la evidencia de un Bruno muy entonado que fue llevado en volandas por un público que vibró viendo a este joven luchador pelear con maestría. Finalmente, victoria a los puntos para el pupilo de Luis S. Díaz, que se lleva el título de España WKU en la modalidad de K1.
La velada la cerraba el pleito entre Imanol Rodríguez (Narbona Gym) y Juan Rodríguez “Juani” (Tiger Team Ko Fighters), donde estaba en liza el título nacional WKU de K1 -80 kgs. La pelea comienza equilibrada, con un breve tanteo.A medida que transcurre el asalto Imanol trata de pasar a la acción atacando a un rival duro y que cuando contragolpea lo hace con contundecia y conectando duros puños.
En el segundo asalto, Juan parece estar bien plantado sobre el octágono, y atacando con buenos puños a su rival. Pero Imanol también alterna ataques con el low kick y puños a ambas alturas.
En el tercer asalto es cuando se decide el duelo, Imanol sube el ritmo y logra conectar varias combinaciones que arrinconan a Juan, hasta que una rodilla de Imanol impacta en la nariz del cordobés y le produce una hemorragia y el médico para el duelo. Imanol de esta forma acaba de proclamarse campeón y se lleva el conturón.

image

Anuncios

Interclub Tiger Team: Rafa Gómez “Pulpo” vuelve por la puerta grande

El pasado día 13 el Club de Boxeo Gutiérrez “Guti” en la provincia de Córdoba, congregó a muchos jóvenes talentos de la provincia e incluso de otros puntos de Andalucía que acompañaron a los alumnos del Tiger Team Ko Fighters, en un interclub con un aire festivo por la vuelta tras ocho meses lejos del ring de Rafael Gómez “Pulpo” uno de los pilares del equipo del campeón Javier Hernández “Tigre de Villarrubia” y Jesús Branco “Pony” entre otros.
Con una más que aceptable entrada empezaba el interclub, los encargados de abrir la batalla fueron los más pequeños del club. Adam, de tan sólo 10 años, lográ la victoria en la modalidad de light contact. De la misma manera, Emilio de 16 años, da la segunda victoria para el equipo de Villarrubia. El siguiente también en la modalidad de light contact, como en los otros dos pleitos, el joven “Currito” firma tablas con su rival y le dan el combate como nulo pese a hacer un gran papel.
Ya cerrado el bloque de peleas en light contact, era el turno para las peleas de los luchadores con más experiencia. El joven talento Antonio Fuentes (Tiger Team Ko Fighters) se enfrentaba en una trpidante revancha a Fran Serrano (Club Ángel Casado) que no tuvo desperdicio. Gran combate de Fuentes, con muy buenas maneras y que le valieron para apuntarse una nueva victoria.
En el siguiente duelo, el local Juan Antonio Cabello (Tiger Team Ko Fighters) se veía las caras con José Miguel (Keikami). En un duelo muy equilibrado y que acabó decantándose para la esquina del equipo Tiger Team a los puntos.
Duelo nulo y de mucha igualdad el que protagonizaron Wenceslao (Keikami) y el luchador de MM Team Antonio Ortíz.
Turno para Fran Navajas (Tiger Team Ko Fighters) que poco pudo hacer ante Fran Medina (MM Team) después de lesionarse el escafoide y no poder lanzar puños desde el primer asalto.
Se acercaba la pelea más esperada de la noche, pero antes un atractivo duelo entre Lolo (Tiger Team Ko Fighters) y David (Radical Fighters). Tras unos asaltos muy disputados la victoria acaba apuntándosela el chico de Radical Fighters.
Ahora sí, suena la música mientras su rival Carlos García “Potro” espera en el ring, Rafael Gómez “Pulpo” camina de hacia la batalla secundado por su equipo, la hermandad que es el Tiger Team y una ovación ensordecedora. Comienza la pelea tras unos instantes de estudio, comienza la guerra, ambos hacia adelante, con muchas ganas y con interminables intercambios de golpes, en el que Rafa lograba siempre sacar una mano más para ir adquiriendo ventaja. Pese a todo su rival, respondía con mucho peligro cada ataque del cordobés y lo hacia exigirse al máximo, si quería vencer en su vuelta antes debía sufrir un poco sobre el cuadrilátero. El público vibraba de una auténtica batalla sin cuartel que quedará en las retinas de los asistentes. Ambos muy bien, y Rafa boxeando como nos tiene acostumbrados pero dando un paso al frente en su pateo y colcando varias piernas a su rival. Al final ambos en pie aguardan la decisión arbitral, que dan vencedor al cordobés de forma justa y ambos contendientes se dan un efusivo abrazo. Después todo fue fiesta y con ello se ponía el borche de oro a este evento.

image