RSS

Efectos de la inactividad y cómo combatirla

23 ago

La inactividad física provoca la pérdida de forma física, aunque se siempre de la misma manera ya que hay varios factores que influyen como es el caso del estado físico del que partimos, el entrenamiento que se desarrolla y, por supuesto, la edad la persona.

Los deportistas de élite pierden sus cualidades antes que los deportistas aficionados al dejar de entrenar. Los atletas profesionales comienzan a perder masa muscular y experimentan un bajón en su rendimiento físico después de 4 semanas sin entrenar. Por su parte, en el caso de los deportistas aficionados esto comienza a partir de las 6 o 8 semanas.

Los estudios científicos afirman que la masa muscular de deportistas que realizaban entrenamiento de resistencia tienen una pérdida más lenta que quienes realizan entrenamiento de fuerza, esto es debido al tipo de fibras musculares diferentes que cada uno ha desarrollado en su trabajo previo a la inactividad.

Por otro lado, la inactividad incide más en personas de mayor edad, ya que los deportistas de menor edad sufrirán una menor pérdida de masa muscular.

Tras un período de inactividad física, la capacidad aeróbica puede verse afectada notablemente, ya que en dos semanas de parón comienza a disminuir llegando a verse afectada hasta en un 30% tras 3 meses de inactividad; aumento en las pulsaciones y con ello se reducirá la potencia; cambio en el metabolismo que será menos eficiente a la hora de quemar grasas y tenderá a acumularlas; disminución de la masa muscular que tras un mes puede ser de entorno al 1 o 5 %.

En deportistas profesionales o de competición, la pérdida puede ser más rápida y mayor como anteriormente mencionamos, así, un parón de 1 mes puede implicar la pérdida del 90% de la forma física.

Para hacer frente a estos funestos efectos es no provocar a nuestro organismo un parón tan extremo en nuestro nivel de actividad física, sino cambiar nuestra rutina por una más suave y de ejercicios de mantenimiento, de recuperación o de rehabilitación en caso de parón por lesión.

Si estás de vacaciones por mucho tiempo, puedes reducir la dosis de actividad es decir, la cantidad y frecuencia con que entrenas, pero cuando lo haces, hacerlo a una intensidad elevada.

Si por el contrario tu descanso es breve y no alcanza a las dos semanas, debes saber que en ese tiempo no perderás mucho y que casi no notarás cambio a tu regreso al entreno.

 

sarcopenia

 

 

 

 

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto, 2013 en Entrenamiento

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 321 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: